domingo, 3 de marzo de 2013

INTRODUCCION





La Cofradía de Damas y Caballeros del Santo Sepulcro de Cehegin, nació en el verano de 1975, y su primer presidente fue D. Antonio Valero Elbar. Desfilo por primera vez como tal el 16 de Abril de 1976, viernes Santo por la noche,  tiendo como titular la imagen del Cristo Yacente. 

La imagen titular de esta Cofradía el Cristo Yacente, con anterioridad a la formación de esta cofradía, la procesionaba la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hasta en el verano de 1975 un grupo de personas encabezado por D. Antonio Valero, forman esta cofradía, y fue el 16 de Abril de 1976 (Viernes Santo), cuando desfilo por primera vez con este denominación.
Esta paso a sido portado siempre por cuatro caballeros. Del año 1993 al 1997 el trono lo portaban entre 14 caballeros. Del 1998 al 2002 lo portaban 26 caballeros, del 2003 hasta la actualidad el trono es portado por 46 caballeros.
En el Viernes Santo de 2008, esta Cofradía  recupero uno de los dos actos que se hacia con la imagen del Cristo Yacente a finales de  1800, y que se trataba del velatorio de Cristo. Este acto consiste en la exposición de la imagen del Cristo, dos horas antes del comienzo de la procesión de Viernes Santo por la noche, en el altar mayor de la ermita de la soledad, de donde parte la mencionada procesión, y donde se produce un momento de intenso recogimiento y plegaria, en el que también tiene mucho que ver él, que los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil lo custodien guardando turno de vela. A demás de la imagen del Cristo Yacente, también ese expone la Cruz de los penitentes y en 2012 de incluyo a este velatorio nueva imagen que es la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad. Este acto termina con el levantamiento y traslado de la imagen hasta el trono en el que va a ser  procesionado. Esto es realizado por los mismos miembros de la Guardia Civil que lo han custodiado. Posteriormente da comienzo la procesión.
En el Viernes Santo de 2014, esta Cofradía recupero el otro acto que se  hacia con la imagen del Cristo Yacente a finales de 1800, y que se trataba de al Santa Inhumación, que como su propio nombre indica, (“in” (en) y “humus” (tierra), acción de enterrar un cadáver). Este acto consiste en, una vez terminada la procesión de Viernes Santo por la noche, se baja la imagen del Cristo Yacente del trono en el que ha hecho la procesión y a mano, por el mismo recorrido de calles estrecha y antiguas por las que se hacia antaño se lleva de la Iglesia de Santa Maria Magdalena, que es donde termina la procesión hasta la ermita de la Soledad donde se deposita en el sepulcro en el que descansa todo el año.